Processing

Please wait...

Settings

Settings

Goto Application

1. WO2005092088 - SPECIAL STRAP ASSEMBLY WHICH IS INTENDED TO PREVENT DOG EXCREMENT FROM BEING DEPOSITED IN PUBLIC AREAS

Note: Text based on automatic Optical Character Recognition processes. Please use the PDF version for legal matters

[ ES ]

Correaje especial para evitar que caigan los excrementos
de perro en la vía pública.

DESCRIPCIÓN

Sector de la técnica

La invención se encuadra en el sector técnico de productos relacionados con los animales de compañía, más concretamente en lo relativo a correajes para perros destinados a impedir que los excrementos del animal caigan al suelo, siendo depositados en una bolsa.

Estado de la técnica

La demanda del perro como animal de compañía viene creando en la actualidad verdaderos problemas en lo referente a las deposiciones caninas, no ya sólo a sus dueños, sino con mayor intensidad a los ciudadanos en general y a los responsables municipales de la limpieza, en especial de las grandes ciudades. Nos estamos refiriendo a la responsabilidad compartida de mantener limpia la vía pública en cuanto a excrementos producidos por los perros. No exageramos si añadimos a lo expuesto las múltiples enfermedades e infecciones que se vienen detectando por esta deficiencia, así como, las hospitalizaciones de personas como resultado de caídas producidas al pisar las heces del animal depositadas en la vía pública.

Son muchos y variados los antecedentes técnicos relacionados con el problema anteriormente planteado y con la presente invención si bien, entendemos que lo hasta ahora publicado no reúne los requisitos técnicos y de diseño ¡dóneos para que un producto de esta naturaleza se convierta en algo práctico y comercial por su efectividad, su sencillez, la facilidad al colocarlo y retirarlo del animal, su bajo coste de producción o incluso su estética. Sería, por lo tanto, deseable obtener un correaje especial que garantice que las heces del animal queden depositadas en una bolsa acoplada en el mismo, y que esta acción pueda realizarse de una forma sencilla, limpia y totalmente eficaz; lo cual no es fácil por la propia anatomía del animal y los movimientos bruscos que éste produce, que pueden descolocar los distintos elementos del correaje, haciéndolo ineficaz. Una gran dificultad añadida es el hecho de que el ano del perro queda muy próximo al rabo, inmediatamente por debajo de éste, dificultando enormemente la colocación de dicha bolsa a modo de colector de los excrementos. Además, es deseable que las heces queden encerradas herméticamente en la bolsa, para que ni olores desagradables ni parásitos puedan difundirse. Estudiado el estado de la técnica actual, no encontramos ninguna propuesta que sea capaz de dar respuesta a lo anteriormente citado de una forma global, sencilla, práctica, eficaz y comercial.

Por ello, la presente invención se centra en obtener un correaje especial que se ajuste al cuerpo del animal, en su parte trasera mayormente, que acoge una bolsa a modo de colector de heces, de manera que los movimientos del perro, aún cuando sean bruscos, no varíen la posición inicial de los elementos del correaje, manteniendo, en todo momento, su total efectividad.

Así, las correas sujetan una pieza singular, de material plástico o similar, cuyas características distintivas le permiten adaptarse a la anatomía del perro que rodea al rabo y el ano, y acoger, con la ayuda de una goma elástica, de forma fácil, rápida y eficaz una bolsa colectora que queda circundando el ano del perro por debajo del rabo y que está caracterizada por tener una banda adhesiva interior, estrecha, que le permite cerrarse herméticamente una vez que el perro ha defecado, a diferencia de aquellas bolsas que llevan dos adhesivos anchos, en ambas caras interiores de la bolsa con el objeto de poder adherirla a una pieza.

Descripción de la invención

La invención consiste en un nuevo correaje, especial, que se adapta, mayormente, a la parte trasera del cuerpo del perro y que tiene una pieza singular, de material plástico o similar, que se sitúa circundando el rabo y el ano del animal, y que permite acoplarle una bolsa de plástico, desechable, sujeta por una goma elástica y que puede cerrarse herméticamente después de su uso. De la pieza singular (que describiremos más tarde ) salen cinco correas elásticas, regulables en longitud: una de ellas sale de la parte superior de la pieza y llega a engancharse al collar del perro; otras dos correas, más estrechas en su parte inicial, salen de la parte inferior de la pieza singular, separadas entre sí, y llegan cada una de ellas, ajustándose por el interior de cada una de las patas traseras del perro, hasta la primera correa descrita, a una determinada altura del lomo del perro; las dos últimas correas salen de los laterales de la pieza singular y se enganchan de forma horizontal, permitiendo su desplazamiento vertical, a las dos últimas correas mencionadas. Todas las correas, junto con la pieza singular, forman un todo sin posibilidad de separación.

Estas correas se caracterizan por no llevar hebillas, sino reguladores que permiten variar su longitud, para ceñirse perfectamente al cuerpo del perro y para sujetar y mantener en su posición a la pieza singular. La pieza singular, de material plástico o similar, tiene una forma especial, parecida a una polea, con el centro ahuecado en forma circular y con dos prominencias, una inferior con forma convexa y otra superior con forma cóncava-convexa, que dejan entre ambas una depresión en la que quedará sujeta una bolsa con la ayuda de una goma elástica. La pieza presenta una perfecta adaptabilidad al cuerpo del animal gracias a la forma convexa de la prominencia inferior, que es la que queda en contacto con el cuerpo del animal. En esta prominencia existen cinco salientes con sendas hendiduras donde se enganchan las cinco correas. Por otro lado, la forma cóncava-convexa de la prominencia superior distancia ésta de la prominencia inferior, permitiendo una mayor facilidad para acoplar o retirar la bolsa de la pieza singular. La prominencia superior queda truncada en su parte superior, configurando en los dos extremos que aparecen sendos estrechamientos progresivos que terminan en forma redondeada al modo de enganches. Todas las características mencionadas hacen que la pieza singular tenga el diseño apropiado para desempeñar su función.

El correaje se completa con una bolsa de plástico desechable, que lleva como característica especial un adhesivo con tira plástica protectora a lo largo de la mitad del perímetro interior de la abertura, próxima a ésta, en una de las caras interiores de la bolsa, quedando fijada dicha bolsa a la pieza singular por medio de una goma elástica, cerrada y plana. Correas, pieza singular, bolsa y goma elástica se harán de diferentes tamaños según talla.

Descripción de los dibujos

Para una mejor comprensión de cuanto queda descrito en la presente memoria, se acompañan unos dibujos en los que, tan sólo a título de ejemplo, se presenta un caso práctico de realización del correaje especial para evitar que caigan los excrementos de perro en la vía pública.

En dichos dibujos, la figura 1 muestra una vista general del correaje especial en el que se aprecia cómo correas y pieza singular están unidas entre sí formando un todo; la figura 2 muestra la bolsa en la que puede apreciarse en una de las caras interiores, próxima a la abertura, la banda adhesiva; la figura 3 muestra el tipo de regulador de longitud que llevan las correas; la figura 4 muestra cómo queda el correaje especial una vez puesto sobre el cuerpo del perro, visto lateralmente y sin la bolsa colectora; la figura 5 muestra cómo queda el correaje especial sobre el cuerpo del perro, visto por detrás y sin la bolsa colectora; la figura 6 muestra una vista en planta de la pieza singular, desde la parte superior; la figura 7 muestra un corte transversal de la pieza singular, en el que se aprecian las formas convexas y cóncava-convexas de las prominencias inferior y superior; la figura 8 muestra un dibujo de la pieza singular, dispuesto horizontalmente, con vista en alzado lateral; la figura 9 muestra un dibujo de la pieza singular, dispuesto horizontalmente, vista desde una posición por encima de la pieza; la figura 10 muestra un dibujo de la pieza singular, dispuesto horizontalmente, vista desde una posición por debajo de la pieza.

Descripción de una realización preferida

El correaje especial para evitar que caigan los excrementos de perro en la vía pública consta de tres partes diferenciadas que se unen entre sí: cinco correas elásticas, una pieza singular y una bolsa colectora desechable. De acuerdo con la figura 1 , el correaje consta de cinco correas elásticas, de ancho y longitud variables según tallas, con reguladores (5) de longitud de plástico o material similar enganchadas cada una de ellas por uno de sus extremos a cada una de las hendiduras (6) que tiene la pieza singular (4), tal y como se detalla en la figura 1 , y unidas entre sí en la forma que se refleja en la misma figura 1. Una correa (1 ), más larga, sale de la parte superior de la pieza singular (4) y se engancha en el collar del cuello del perro; otras dos de las correas elásticas (2) salen de la parte inferior de la pieza singular (4) y son, en sus inicios, a la salida de las hendiduras, más cortas y estrechas, al objeto de mejorar la adaptación del correaje al cuerpo del perro y no producirle molestias en la zona genital, ni dificultar el movimiento de las extremidades traseras, uniéndose a la correa inicialmente descrita a una determinada altura de la parte trasera del lomo del perro, cercano al rabo; las dos últimas correas (3), más cortas que las anteriores, salen de los laterales de la pieza singular (4) y se enganchan, con posibilidad de movimiento vertical, a la altura de los muslos traseros, a las dos correas descritas anteriormente. La fijación y adaptación del correaje al cuerpo del perro queda perfectamente reflejado en las figuras 4 y 5, en las cuales se muestra una vista del posicionamiento del correaje, tanto desde la parte lateral del animal (figura 4) como desde su parte posterior (figura 5).

En las figura 6, 7,8, 9 y 10 se muestra de forma detallada la configuración de la pieza singular (4). Esta pieza singular (4), de material plástico o similar, tiene forma parecida a una polea, de anchura y diámetro variable según talla, con dos prominencias o elevaciones, una inferior (7) y otra superior (8) entre las cuales queda una depresión (9) que acoge una bolsa colectora de excrementos (13) que se muestra en la figura 2 y cuya descripción se realizará posteriormente.

La prominencia superior (8), con una superficie ahuecada, ligeramente cóncava-convexa, queda truncada en su parte superior (10), tal y como se detalla en las figuras 6 y 9, configurando en los dos extremos que aparecen sendos estrechamientos progresivos que terminan en forma redondeada al modo de enganches (11). La prominencia inferior (7) tiene forma ligeramente convexa, con aspecto de tronco cónico (al modo de embudo) lo que permite una perfecta adaptación de la pieza singular (4) a la anatomía del perro alrededor del rabo y el ano. Esta última prominencia cuenta con cinco salientes con sendas hendiduras (6), mostradas en las figuras 6, 8, 9 y 10, en donde se fijarán los extremos de las cinco correas.

En la figura 11 se muestra el modo en que la pieza singular (4) circunda el rabo (15) y el ano (16) del perro y a ella queda acoplada, gracias a una goma elástica cerrada y plana (12), de anchura, grosor y longitud variables según talla, una bolsa de plástico (13), mostrada en la figura 2, que actúa como colector para los excrementos. Así, la bolsa (13) queda sujeta con seguridad a la pieza singular (4), iniciándose este proceso de acoplamiento en los enganches ya mencionados, quedando la bolsa, en su parte superior, inmediatamente por debajo del rabo, forzada por la goma elástica (12) y por encima del ano, salvando el problema que entraña la anatomía del perro, por cuanto que el ano de este animal queda muy próximo a su rabo (inmediatamente por debajo) con la dificultad de circundarlo co n una bolsa a modo de colector. Tal y como queda suficientemente detallado en la figura 1 , las correas elásticas y la pieza singular quedan unidas formando un todo, sin posibilidad de separación.

Por último, la tercera parte de la invención consiste en una bolsa (13), mostrada en la figura 2, de tamaño variable según talla y desechable (de un solo uso), que lleva una banda adhesiva (14) a lo largo de la mitad del perímetro interior de la abertura y próximo a ésta, en una de las caras interiores de la bolsa, con una tira plástica que la protege. Una vez que los excrementos queden depositados en la bolsa, se separa la misma de la pieza singular, recuperando la goma elástica, y se retira la tira protectora del adhesivo, permitiendo que la bolsa se cierre herméticamente, sin posibilidad de dejar escapar malos olores o parásitos.

De todo lo descrito y por la observación de los dibujos, se desprenden las ventajas que presenta el correaje especial para evitar que caigan los excrementos de perro en la vía pública con respecto a otros precedentes.

En primer lugar hay que destacar el hecho de que sea un correaje con correas totalmente elásticas, dotadas de reguladores que permiten variar su longitud y por tanto adaptarse perfectamente a la anatomía del perro, en particular a la parte trasera del cuerpo del animal; en ello tienen vital importancia tanto el número de las correas como su disposición. Destacamos el hecho de que las dos correas (2) que parten de la zona inferior de la pieza singular (4), de acuerdo con la figura 1 , sean más estrechas en la zona de agarre a la pieza singular (4), no produciendo molestia alguna en los genitales del animal, ni incomodando el movimiento de las patas trasera, al tiempo que ejercen junto con las dos correas laterales (3), de menor longitud, la tensión necesaria para que la pieza singular no pueda variar su posición una vez colocada, lo que permite la máxima eficacia de la invención.

Gracias a la forma de la pieza singular (4), claramente mostrada en las figuras 6,7,8,9 y 10, con una prominencia inferior convexa, se permite una adaptación perfecta a la anatomía del animal, y con otra prominencia superior ligeramente cóncava-convexa, se hace posible acoplar y retirar, con suma facilidad, rapidez y eficacia una bolsa de plástico mediante una goma elástica, pues ambas prominencias quedan más separadas conforme se alejan sus bordes del centro de la propia pieza, por lo que no se exige precisión para ambas tareas, lo que es fundamental para el éxito comercial de la invención.

Igualmente el hecho de que correas y pieza singular conformen una pieza única, es decir, un todo sin posibilidad de separación de sus elementos, y sin hebillas con clavillos o elementos similares que se ven sustituidos por reguladores de longitud, implica una evidente mejora para facilitar y aligerar tanto la colocación del correaje en el perro como su extracción o recogida. De hecho, esto último es casi inmediato, soltando la correa que se une al collar y tirando de ella hacia atrás, dejando que el correaje salga mientras el perro camina hacia delante.

Por último, destacar el cierre hermético de la bolsa gracias a su banda adhesiva interior, que aisla los excrementos del perro, impidiendo que se propaguen malos olores e infecciones producto de los parásitos.

Todo lo anterior hace que este correaje especial para impedir que los excrementos de perro caigan en la vía pública sea totalmente eficaz en su función. Asimismo, no hay que desdeñar el valor estético del correaje, su escaso volumen y el bajo coste de los materiales utilizados, configurándose como un dispositivo novedoso que consigue congeniar la simplicidad de manejo con la eficacia y el sentido práctico, lo que es determinante para que un producto de estas características sea utilizado de forma mayoritaria, es decir, que sea comercial.

No se considera necesario hacer más extensa esta descripción para que cualquier experto en la materia comprenda el alcance de la invención y las ventajas que de la misma se derivan. Correas, pieza singular, bolsa y goma elástica serán susceptibles de variación en cuanto al tamaño.